Reserva ahora

Diseño e innovación enriqueciendo la Cala Montjoi

La Cala Montjoi es más que un hermoso sitio paradisiaco. La maravilla natural y su propia belleza, le permiten atraer otro tipo de cosas y actividades que trascienden sin duda alguna al turismo. No necesitamos buscar demasiado para encontrar un ejemplo representativo de esta riqueza diversa que acompaña a la exuberante estética de la Cala: el Bulli.

La mención de este nombre nos hace pensar en delicias gastronómicas, en maravillas culinarias, en prestigio internacional y en experimentación de primer nivel en la cocina. Pero hace tiempo que el Bulli dejó de ser simplemente sinónimo de comida deliciosa y de la carta de presentación del mejor cocinero del mundo. De ser un restaurante, el Bulli ha pasado a ser un espacio de diseño, creatividad y propuestas que valoriza la propuesta cultural y empresarial de la Cala Montjoi.

Roses y la Cala Montjoi: más que naturaleza un espacio de desarrollo creativo

A los amantes de la Cala Montjoi no hace falta decirnos gran cosa para que defendamos la belleza de este espacio sin igual. No es difícil hablar de su privilegiado lugar en el centro del Parque Natural del Cabo de Creus. O de su bahía de aguas azul profundo y de una tranquilidad increíble.

La cuestión es que esta Cala, al igual que el resto del municipio de Roses, forma parte de una zona turística privilegiada que incita a otro tipo de actividades. El descubrimiento de los bosques que bordean las montañas y el mar dan lugar a un florecimiento de la creatividad artística, a la creación gastronómica y al descubrimiento de nuevas ideas.

Quizá eso fue lo que en 1969 llevó a los emprendedores fundadores del restaurante el Bulli a escoger este lugar para darle vida a la gastronomía de mar y montaña que caracteriza a Roses y a toda la Costa Brava.

El Innovation Lab de “el Bulli”

Y si bien el Bulli cerró sus puertas como restaurante ya hace seis años, ello sólo fue el comienzo de una transformación. Ésta lo convertirá en poco tiempo en un auténtico laboratorio de innovación que trascenderá la cocina para tocar con sus hallazgos a otras áreas de desarrollo creativo e intelectual.

De espacio de experimentación con la cocina molecular y la deconstrucción de recetas y platillos, el Bulli se convertirá en un auténtico laboratorio de innovación en diseño y prácticas creativas. El método Sapiens desarrollado por el equipo que experimenta en el Bulli, mismo que se centra en conceptos tales como la eficiencia y la eficacia de los procesos creativos ya es el esqueleto de un Máster en Diseño Creativo que se impartirá en colaboración con la Escuela Universitaria de Diseño e Ingeniería Elisava, en Barcelona.

Además de este proyecto académico, encabezado por el equipo del otrora considerado mejor cocinero del mundo, Ferrán Adriá, el propio espacio natural exterior de lo que fuera el restaurante se convertirá en un “Innovation Lab” que permitirá darle una vida cultural y asociativa mucho más interesante a la ya rica Cala Montjoi.

Desde aquí del Hotel Vistabella creemos que podemos complementar esta iniciativa que ofrecerá a los turistas que se decidan a visitar nuestra hermosa Cala Montjoi un plus inestimable a su estancia en este maravilloso lugar, proporcionando un sitio ideal de alojamiento. Lo anterior no sólo por la cercanía entre el hotel (situado a la entrada del Cap de Creus) y el Innovation Lab, sino también por las deliciosas opciones gastronómicas ofrecidas por nuestros cinco restaurantes, uno de los cuales incluso está galardonado con una estrella Michelin.

 

Artículo realizado por Elisava, Escuela de Diseño e Ingeniería en Barcelona.

Imágenes cortesía del equipo de estudiantes que colaboran con Ferrán Adriá en el rediseño del espacio del Bulli para la creación del Innovation Lab. (más fotografías del proyecto en la cuenta Flickr de Elisava)