Reserva ahora

Delicatesen marina: el erizo de mar

El “erizo de mar” también conocido como “oricio”, “ourizio”, “garoina” o “garota” es uno de los manjares más valorados de la gastronomía de la Costa Brava.

Éste equinodermo de forma esférica y lleno de pinchos esconde en su interior cinco gónadas de un intenso color coral y de extraordinario sabor, es casi como darle un bocado al mar. Su carne es blanda, suave y muy jugosa, se come crudo directamente con una cucharilla aunque la tradición recomienda acompañarlo con una rebanada de pan y una copa de vino. La temporada de recolección del “erizo de mar” es muy corta, de enero a marzo, ya que su extracción está regulada para preservarlo y es la época en la que el mar está más tranquilo y el animal está más “lleno”.

Su componente principal es el agua por lo que tiene un valor energético muy bajo, no contiene ni grasas ni hidratos de carbono aunque es rico en hierro y fósforo. Esta vianda deliciosa propia de pescadores y gente de costa es de difícil captura, se pescan en apnea junto a las rocas pero también se encuentran en el fondo marino. Hay que aprovechar las jornadas gastronómicas dedicadas a ésta exquisitez que se organizan en éstas fechas, y si tienen ocasión les recomendamos que lo acompañen con una copa de cava para que la degustación sea perfecta.