Reserva ahora

El Cap de Creus – las últimas estribaciones de los Pirineos

El Cap de Creus es uno de los parques naturales más grandes en Cataluña con una superficie total de 13.886 hectáreas de las cuales 3.073 están en el mar. Debido a su excepcional calidad biológica, geológica y paisajística fue declarado el primer parque marítimo-terrestre del país. Dentro del parque se encuentran dos áreas protegidas: terrestre y marítima. En la terrestre hay 3 zonas naturales declaradas de interés nacional (PNIN): - en el Norte, el sector alrededor de Cap Gros – Cap de Creus (con su mítico faro que parpadea dos veces cada 10 segundos y es una ubicación preferida para el rodaje de películas). - Al Sur, el sector de Punta Falconera – Cap Norfeu (un lugar de belleza geológica y biológica excepcional, donde se han encontrado rastros de actividad volcánica que se datan a más de 10 millones de años). - Y al Oeste el sector en torno de la Sierra de Rodes. Todas las islas en la zona marina también son zonas declaradas de interés nacional con tres reservas naturales parciales: los Farallons, el Cap de Creus y el Cap Norfeu. Las aguas son excepcionalmente limpias y puras, con una gran riqueza de vida submarina. Este es un lugar famoso para el buceo y explorar las diferentes especies de corales y algas. Los espectaculares afloramientos geológicos son una de las características más importantes de este parque, sus formas a menudo hace que el visitante se deje llevar por su imaginación. Los fuertes vientos del norte y el mar han ido configurando este paisaje desde hace miles de año. Para los amantes de la naturaleza, esta zona cuenta con una gran diversidad de vegetación, con numerosas especies raras, algunas de ellas endémicas. Acantilados abruptos, rocas oscuras surcadas por el viento y la sal, pequeñas islas y calas. Hay una serie de indudables valores paisajísticos en la zona, lugares que están expuestos regularmente a fuertes vientos y algunos otros que están protegidos, puntos de vista que son simplemente irrepetibles. En resumen, una visita obligada para todos los visitantes.